La Orientación Vocacional en la actualidad

Tamaño de texto principal
achicar
normal
agrandar
Publicado el Categorías conflictosEtiquetas , , , , ,

Lo vocacional se ha desconfigurado a lo largo de los años en relación a la creciente demanda que afrontan los jóvenes que inician procesos de este tipo. En este sentido, nos encontramos ante un descreimiento en las profesiones, en las labores, en los oficios, la creciente tensión posmoderna en la relación oferta-demanda del mercado laboral no aporta la certidumbre.
La posmodernidad globalizada, que ha sembrado superficialismos y primacía de los intereses económicos, también ha engendrado movimientos ‘en reversa’, en oposición al exceso de la vida consumista. Estos movimientos, nacidos en respuesta de la desestructuración social, favorecen nuevos intercambios, resignifican la labor humana, recuperan valores abandonados y olvidados. No necesariamente implican a movilizaciones novedosas, sino que en muchos casos se trata del resurgimiento de intereses pasados, olvidados, demorados o dejados de lado.
Estos son los constructos que actualmente favorecen la contemplación de lo vocacional como proceso, como construcción, aquellos que humanizan las labores sociales. No responden a una bandera en particular, ni refieren en específico a una tendencia. Simplemente referimos a los grupos sociales, culturales, científicos de personas, que aún apuestan al desarrollo subjetivo, que recuperan de manera saludable, la perspectiva de bienestar de la humanidad, sin la carga de meritocracia y absolutismo de la modernidad.
Reside en nosotros resignificarnos, comenzar a vivir los procesos humanos, como lo humanamente necesario que se requiere.

Podés comentar en este artículo de distintas formas:

O rellená el siguiente formulario: Tu dirección de email no será publicada. (*) campos obligatorios